domingo, 20 de enero de 2008

La (media) hora del cambio

Pido al Departamento de Estado de la Casa Blanca permiso para disentir acerca de la opinión de mis camaradas fascistas sobre el cambio de hora legal en Venezuela. Debo confesar que casi salto la talanquera –¿a quién se le habrá ocurrido poner una talanquera en medio del país?, ¿qué tan alta será?- porque creo que ya se le está empezando a dar soluciones estructurales a las cosas. La nueva es la hora del cambio.

Yo estoy de acuerdo con el Presidente cuando dice que el nuevo huso horario va a beneficiar al pueblo (claro, depende del buen huso y haprovachamiento que le demos). Los niños van a dormir más. Los adultos no porque algunos no fueron a votar el 2 de diciembre y justos pagan por pecadores. Pero nos queda el consuelo de ser media hora más jóvenes.

Ahora los niños tendrán sol desde que salen de sus casas rumbo a la escuela (los adultos no, por traidores). Contrariamente a los comentarios golpistas, yo sí creo que con la nueva hora legal, los venezolanos podremos aprovechar mejor la energía solar, al menos hasta las 05:00 PM, cuando llega la oscurana y los malandros comienzan a trabajar (al que atardece también Dios lo ayuda). El actual horario nos ayudará a combatir a la inseguridad mediática, puesto que tenemos media hora más para huirle aceleradamente, con taquicardia y otras compañías.

Los más desprotegidos sentirán los beneficios de la nueva hora legal. Los niños de la Patria, por ejemplo, se acostarán menos tarde en el suelo frío –no necesitarán cenar- y se levantarán cuando el sol les pegue en la cara bien temprano, para ponerse a trabajar porque ellos no tienen escuela a la cual llegar con sol. Serán más felices y quizá pasen menos hambre, pues tal vez se alteren las horas de comida hasta desaparecer.

Me duele decirlo pero la oposición está ciega. No quiere entender que ahora tendremos media hora más para hacer nuestras colas por una bolsa de leche. Y además van a ser a plena luz del día (o con la “pepa e´sol” en la cabeza). Lo mismo ocurrirá con el huevo y el azúcar. Creo que así se le hace frente al desabastecimiento, ganando tiempo para que, cuando menos, los días se acaben primero que las colas.

Viéndolo bien, incluso perderemos kilos –a quienes no nos faltan- porque sudaremos más para llegar a nuestros lugares de trabajo –quienes trabajamos, y en un lugar-. Llegaremos empegostados, sí, pero habremos quemado quién sabe cuántas calorías. ¡Ah!, pero la oligarquía, empecinada en la desestabilización, nunca ve las cosas buenas de la revolución.

Por si fuera poco, operará un cambio en el sistema geopolítico. Ya no tenemos la misma hora que nadie, lo que nos hace un país más fuerte frente al mundo y sus imperios, único, auténtico y más nacionalista. Esta es la hora de la independencia horaria contra el hegemón. Miami y Caracas se han divorciado, temporalmente

Pobre de la revolución que no desbarate todo lo que está y no cree cosas nuevas, así sea sólo cambiándole el nombre a las viejas, o atrasando minuteros… Casi fui cautivado por esta política de Estado tan esperada y fundamental, pero en el camino me pareció que, en aras de mejorar la educación, la salud y la seguridad ciudadana, hubiera sido más productivo y feliz retrasar una hora completa, y eso que poco sé de solsticios y equinoccios. Lo otro es que le temo a las represalias del Comando de la Resistencia y Un Nuevo Tiempo, no vaya a ser que me tasconeen.

(escrito en Diciembre, 2007)

8 comentarios:

Yimmi dijo...

Por un lado de la "talanquera" están: La bandera de ocho estrellas, el escudo con el caballo mirando a la izquierda, el bolívar fuerte, el huso horario en GMT -03:30, y la República Bolivariana de Venezuela con todas sus instituciones renombradas.
Por el otro lado están: La bandera de ocho estrellas con la octava mutilada y el escudo cortado, el bolívar ¿débil?, el huso horario en GMT -04:00 (ayudado por la tecnología, en dónde aún no existe el nuevo huso horario) y la República de Venezuela sin más sustantivos, epítetos o adjetivos, y dónde los bolivarianos éramos todos.
Encima de la "talanquera" estamos los que nos importa un pito todo esto y solo queremos sacar el país adelante y rescatarlo de la división que provoca la bendita "Talanquera"... somos pocos, pero cada vez somos más, y mientras más personas hay sobre la talanquera, más tiemblan sus cimientos... en algún momento caerá.

Ricardo Andrade dijo...

Estimado Yimmi! Gracias por tu visita y comentario. Espero contar con tu ayuda, en calidad de bloguero pionero, para la comprensión de esto que llaman "lógica digital" y, definitivamente, para hundir la talanquera divisoria o, al menos para hacerla menos visible.
Un abrazo!

Julio César dijo...

¡Muchacho!, no te burles de esa gente del norte, en verdad verdad son una potencia, y muy peligrosos. De alguna manera allá, en Guarchinton, oprimen un botón y aquí en Caracas los pobres revolucionarios no pueden recoger basura, levantar casa, detener malandros o equipar hospitales. Incluso desaparece la comida. Esa gente sí que son eneas. Me has hecho reír, y eso que ando deprimido. Un saludo.

Txïo [ 悲しい 瞳 の 女 ] dijo...

Gracias por el comentario...
Te devuelvo la visita! Buen blog!
Un saludo desde Madrid!

Ricardo Andrade dijo...

Qué bueno, Julio César, que pudiste hacerle un break a esa depresión. Ahora me siento hasta "útil". Esto de los blogs es genial. No, de verdad que siempre hay que ver las cosas con humor, es decir, con la inteligencia suficiente como para burlarse de uno mismo. Ahí radica nuestra gran virtud y un poco de nuestra principal desgracia, porque no nos tomamos nada en serio, pero total, así es mejor... Suerte!

Txio! Muchas gracias por tu visita. Aquí estoy construyendo el blog, empezandito. Uno se inspira con iniciativas como las tuyas. Muy buen blog el tuyo! A seguir escribiendo...

**KIK@** dijo...

Buenos dias amigo mio.... pues te cuento que muy bueno tu articulo, ahora como tenemos libertad de expresión me uno a tus ideas y expongo que, esa (media) hora hace que los niños duerman mas?(bueno mi hijo se levantaba antes a las 6am para llegar a las 7 a su colegio, ahora a las 5:30am, yo me levantaba a las 5am y ahora a las 4:30.. y eso que no estamos en Caracas),si nos ponemos hablar de los horario de almuerzo, de citas y compromisos, quizas dudariamos un día en línea;mi consejo.. no cambien el reloj y llegaran siempre a tiempojiiji Saludos cordiales y un abrazo.

Alexandra Noria dijo...

No podia esperar menos de Ud. Colega! Que buen artículo, no tienes idea de lo agradable que es leer este tipo de publicaciones, las cuales tienen ese toque ácido y te hacen dar cuenta de la realidad mientras te ries. Yo creo que hasta podría ser un buen método para hacerles entender a los seguidores de la Revolución bonita y adicta a la coca la realidad en la que tambien viven ellos, bueno! No, mejor no, creo es necesaria la pizarrita..Bueno amigo, que le puedo decir? le deseo mucho exito con su Blog y si sigue así muy pronto será más visitado que el de Laureano Márquez!.. Saludos, Su Colega Larense.

Al� Reyes dijo...

Hola Ricardo

Esa pregunta de ¿quíén colocó esa talanquera? y sobre todo, el comentario de Jimmi de que mientras más se monten en la talanquera más ligero se desbarazta, está buenísimo.

www.tigrero-literario.blogspot.com